viernes, 1 de mayo de 2009

El vampiro surrealista

En la edición eléctronica del periódico El País, seguramente en la edición en papel de hoy también saldrá, sacan una entrevista a Robert Pattinson centrada en Twilight y en Little Ashes.

El bigotillo no engaña: tras esta joven encarnación de Dalí se esconde uno de los especímenes más deseados del cine actual. Un año antes de encarnar al vampiro romántico de la millonaria Crepúsculo, Robert Pattinson, de 22, andaba entregado al estilo de vida mediterráneo en Barcelona. La excusa, el rodaje de Sin límites, una recreación del amor imposible vivido entre el pintor y Federico García Lorca que nos lo muestra, por ejemplo, retozando en pelotas junto a su amigo y amante a la luz de la Luna en las aguas de Cadaqués. Le pillamos recién aterrizado en Vancouver para rodar Luna nueva, la segunda parte de la saga concebida por Stephenie Meyer.

EP3. ¿Qué te atrajo de Sin límites?

Robert Pattinson. Que es una tragedia excepcional. Dudo que pueda alcanzar de nuevo tales cotas de tragedia en mi carrera [risas]. Yo no tenía ni idea de quiénes eran Dalí, Lorca y Buñuel hasta esta peli. Y cuanto más averiguaba sobre ellos, más me obsesionaba. Sobre todo, con los escritos de Dalí. Mucha gente no lo sabe, pero era un escritor increíble. Encontré que tenía muchas cosas en común con él.

EP3. ¿Por ejemplo?

R. P. Tenía una enorme conciencia de sí mismo y de cómo le veía la gente. Y trabajó para manipular eso. Es algo que yo hice a lo largo de mi infancia y adolescencia.

EP3. Dalí resultó ser también un vampiro. ¿Qué han visto en ti los directores de casting para colgarte ese sambenito?

R. P. Es extraño. Durante un ensayo de este rodaje, Marina Gatell [que interpreta a Magdalena, la inseparable amiga de Lorca] me dijo: “¿Sabes? Tú eres un vampiro”. Me resultó de lo más extraño. Y ahora que lo recuerdo, más [risas].

EP3. ¿Y qué piensas ahora de que tus primeras escenas de sexo en el cine fueran con otro chico?

R. P. Lo peor es que no son nada románticas, son supertraumáticas. Más que excitación, sientes pena por ambos [risas]. Fue todo de lo más incómodo, no sólo porque en la primera que rodamos Javier [Beltrán, que interpreta a Lorca] y yo nos hubiéramos conocido el día antes. Sino porque las filmamos con cero intimidad, rodeados por técnicos que hablaban español, un idioma que no entendía, y que andaban de risitas a nuestra costa.

EP3. ¿Y quién besa mejor, Javier o Kirsten [Stewart, su amada en Crepúsculo]?

R. P. Definitivamente, Javier [risas].

EP3. ¿Has tenido ya alguna acosadora?

R. P. No te lo vas a creer, pero la última vez que me he sentido acosado fue mientras rodaba Sin límites, en Barcelona. Una chica me esperaba en la puerta de casa cada día. Lo cierto es que ella era muy agradable, completamente normal, pero resultaba todo bastante extraño… No sé qué habrá sido de ella. ¡O puede que sólo viviera allí y fuera una rayadura mía! [Risas].

Podeis leer el resto de la entrevista AQUÍ.